CÓMO LAVAR TU CHAQUETA DE CUERO

Estamos de acuerdo en que las cazadoras o chaquetas de cuero son imprescindibles en tu  fondo de armario, un clásico que nunca pasará de moda. Para no estropear su calidad hay que estar al tanto de cómo cuidar esta prenda especial.

Te contamos que tienes que hacer después de leer la etiqueta de instrucciones de lavado de tu prenda:

1.Enjabonado. Mezcla en un bol de agua templada y jabón neutro suave específico para prendas delicadas. Sumerge la esponja o paño , aprieta para eliminar el exceso de líquido y que no dañe el cuero, solo se necesita un trapo húmedo, y frota cuidadosamente el cuero, para no dañar el material.

2.Aclarado. Cuando finalices el enjabonado, pasa el aclarado de la chaqueta. Necesitas otra esponja o trapo humedecido previamente con agua limpia para retirar los restos de producto y dejarla aclarada.

3.Secado. Retira la humedad de la chaqueta para evitar que el cuero se deteriore utilizando un trapo seco. Te aconsejamos utilizar un acondicionador de cuero para hidratar la chaqueta después del proceso de lavado, pues el cuero se trata de un tejido que es necesario hidratar cada cierto tiempo.

Deja estirada la chaqueta sobre una superficie plana o colgada de una percha para evitar su deformación y ayudar a su secado. Te advertimos de no dejarla al sol o cerca de una fuente de calor, ya que estas acciones estropean el cuero.

Tip: Si te percatas de que tu chaqueta tiene un mal olor que no suele tener usualmente, utiliza una mezcla de bicarbonato y agua templada antes de enjabonarlo frotando suavemente sobre la zona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba